VIDEOS..., MÚSICA..., FOTOS..., I PRINCIPALMENTE... LIBROS, LIBROS I LIBROS

miércoles, 4 de junio de 2014

(398) CIRCO MÁXIMO de SANTIGO POSTEGUILLO (1967- ). Círculo de Lectores. 1200 páginas


Circo Máximo es la segunda parte de la trilogía que Santiago Posteguillo dedica a Marco Ulpio Trajano, -en la foto inferior podemos ver el busto que se encuentra en la Gliptoteca de Múnich- el primer emperador romano de origen hispano. En su época el Imperio Romano alcanzó el máximo de expansión territorial. La primera parte es Los asesinos del emperador
 
La acción de Circo Máximo comienza en el año 101 d.C. y finaliza en el 107 d.C. Si tenemos en cuenta que Trajano murió en el 117 d.C., es de suponer que la tercera parte, aún sin publicar, abarcará los diez últimos años del reinado. En estos años, el acontecimiento más importante desde el punto de vista político-militar es la conquista de la Dacia, un territorio que ocupaba aproximadamente lo que en la actualidad es Rumanía. Pero la novela no es únicamente el relato de las guerras contra los dacios. Si así fuese sería muy aburrida. En ella encontramos historias paralelas que la hacen atractiva: carreras de cuádrigas, la contrucción de un puente que parecía imposible sobre el rio Danubio, una descripción bastante detallada sobre el mundo de las vestales -sacerdotisas dedicadas al culto de la diosa Vesta-, un juicio con inocentes acusados, amores, traiciones, lealtades insobornables...
 
Circo Máximo está en la línea de las otras novelas históricas del autor -con anterioridad había publicado otra trilogía dedicada a Escipión el Africano-. Se trata de obras voluminosas, pero que se leen con facilidad, capítulos cortos donde se van alternando diversas historias,  un gran trabajo de investigación y documentación donde se mezclan los hechos históricos con otros invención del autor. Al final del libro hay una serie de apéndices muy útiles: un glosario de términos latinos y dacios, mapas, ilustraciones, ...
 
Un libro recomendable para los amantes de la Historia de Roma.
 

No hay comentarios: